martes, 27 de septiembre de 2016

Aniko Szabó. Tanta Magia, Tanto Duende


Aniko Szabó

Aniko Szabó es una arquitecta, artista plástica y pintora argentina de arte naïve. 
Me fascina su visión paradisíaca de Buenos Aires y el campo. Sin duda, el paraíso que se despliega ante nuestros ojos, rescata al niño interior de cada uno de nosotros.
























sábado, 24 de septiembre de 2016

Confucio, la Bondad y la Música

Confucio es el nombre latinizado del filósofo y reformador chino K'ung Fu Tzu  y quiere decir Venerado Maestro Kong. Vivió hacia 551-479 a.C. y fue originario del país de Lu, actualmente Shandong.
El emblemático filósofo creció en la pobreza pero se ocupó de adquirir una buena educación dedicándose a meditar y reflexionar sobre la herencia cultural china. Ocupó varios cargos en la administración y se dedicó al estudio de las leyes y, aunque afirmaba transmitir fielmente la tradición, hizo una reinterpretación personal de los textos dejando una poderosa doctrina moral pero no dejó obras escritas, sus enseñanzas fueron recogidas y elaboradas por sus discípulos.
El maestro creía que se debía promover la paz y el buen gobierno mediante la reafirmación de las virtudes de quien gobernara y hablaba de la importancia del "buen ejemplo"; asimismo pensaba que el atributo fundamental del ser humano reside en sus cualidades éticas que debían fomentarse a través de la educación y la disciplina, y decía: "Gobernad con la ley, mantened el orden con el castigo, y el pueblo obedecerá sin experimentar vergüenza alguna. Gobernad con la virtud, armonizadla con el ritual, y el pueblo conocerá la vergüenza y caminará por sí solo hacia el Bien. El gobierno es bueno cuando hace felices a los gobernados y atrae a los que viven lejos".

Confucio

El gran consejero tradicionalista que fue Confucio hacía mucho hincapié en la educación y en el poder unificador de los ritos, creía que "las buenas relaciones de estado comienzan a formarse en el hogar", entonces pensó que lo mejor de las personas -y sobre todo de los jóvenes y niños-  podía incentivarse a través de la música melodiosa ya que creía que es un valor que se traslada a las relaciones sociales; y afirmó que cuando en una sociedad "prevalece una música lasciva, excitante y perturbadora, sabremos que el pueblo es inmoral", por el contrario si "predominara una música armónica, suave, lúcida y serena sabremos que el pueblo es amable y cariñoso".
Es decir que para Confucio música y sociedad están íntimamente relacionadas, tanto que la preferencia por una u otra melodía puede llegar a revelar el carácter de un pueblo, volviéndose profética.
Yo estoy muy de acuerdo con su idea, la música es la mayor expresión del alma, se trata de emociones, de identificación, de si tiene que ver o no con uno. Puede elevarnos o sumergirnos.
Por su legado moral, por su gran sabiduría, porque despertó en los jóvenes el amor por la filosofía y la historia es que algunas décadas después Confucio recuperó gran notoriedad; tanta que llegó a ser venerado y casi divinizado por sus discípulos que lo evocaban interpretando dulces melodías.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Es Primavera, la Naturaleza está de Fiesta

... y yo también celebro con estas divinas obras de Arthur John Elsley, idílico artista inglés, considerado el más importante pintor de niños y sus mascotas.

















jueves, 15 de septiembre de 2016

Claves para no Perder el Angel

Aquí está el ángel. Es redondo y germinador, como una semilla de soles apurados, que se encienden en la punta de sus dedos como cañitas voladoras. 

Aquí está el ángel. El que puede llevarnos de paseo por el ancho territorio de la niñez, y hacer que las mariposas vuelen a nuestro alrededor, y los pájaros beban nuestra saliva, y los escarabajos se junten para llevarnos en andas, como si fuéramos sobre zancos mirando el interior de los jardines por encima de las tapias. 

Es el ángel custodio. El que cuida que no se nos pierda la risa. El que cuida que no se nos sequen los asombros. El que cuida que no se nos escape la sombra. El que cuida que no mueran las tejedoras del arco iris. El que nos vuelve transparente la carne, cuando estamos enamorados, para que la gente pueda vernos la sangre alegre, estallando en estrellas, como un mar. 

 Aquí está el ángel. Si huye, si se va, nuestra risa toma el color de la muerte, se hace cenizas el asombro, las flores se congelan, las piedras entierran a los jardines. 

Aquí está el ángel. Para que se vaya es necesario que algo lo asuste; por ejemplo: 
que llegue el verano y no corras a ver florecer los jazmines, 
que pase la banda del circo y no aprendas de memoria su melodía, 
que te vayas a dormir sabiendo que ha quedado una muñeca destapada en el suelo, 
que pase a tu lado un marinero y no le toques la manga del traje para tener buena fortuna, 
que no le compres un helado al chico que mira por entre el enrejado que rodea la calesita, 
que entiendas las cosas que se hablan en una reunión de gente adulta, 
que pienses que una persona "puede querer de varias maneras, de acuerdo con las conveniencias o las circunstancias", y no querer por querer porque es la única forma de querer, 
que no comprendas por qué llora un hombre, 
que le busques explicaciones al verano. 

Aquí está el ángel. Para que siempre sea tu custodio, para que guarde tu celeste resplandor, continuo ángel custodio de la guarda: 
quítale el hambre en el invierno, poniendo un puñado de violetas en la ventana los domingos, de tarde. 
Busca el mar en verano –aunque sea imaginándolo, el mar es el mar cuando algo adentro de nosotros lo llama con vehemencia, si no, es solamente un montón de agua con mareas, pero no el mar, el mar-, búscalo sin descanso, y zambúllete en él llevando hipocampos en las manos. 

Nómbralo. Cuando lo nombran, el ángel crece, se pone consistente, le brillan las alas, le pesa al aire su barriga de margaritas. Porque si no lo nombras se empequeñece, como los caracoles cuando le echas un puñado de sal. 

No odies a nadie. Ama. No le envidies al sol su luz: ilumínate con ella. No le envidies a la lluvia su frescura: embellécete con ella. No le envidies al río su itinerario: navega por él. Porque es más rico el que da que el que recibe mucho. Y el que tiene en sí mismo es más rico que el que le saca a otros con garra de rapiña…, aunque el que tenga, tenga una flor y el que saque, saque brillantes.

No te niegues a nadie. Que tu corazón oiga siempre los llamados, porque si se ensordece para no oír a alguien que pide, se ensordece también para oír el tañido de las campanas, el canto de los pájaros, el croar de las ranas, los Beatles, Bach, Beethoven, Magaldi, Violeta Parra, un grillo… 

Aquí está el ángel. Bebe en los surtidores de las plazas, igual que los gorriones. Hoy, por única vez, lo dejo en tus manos. Si lo sabes cuidar, ya nunca estarás sola. 

"Palabras para mi hija adolescente", Poldy Bird.


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Carlitos, ¿Qué Gusto Tiene la Sal ??!


Carlitos Balá

Eaeaeapepé!  Sumbudrule!  Angueto, quedate quieto!   Mirá cómo tiemblo..!  Aquí llegó Balá, (Balá, Balá), el show va a comenzar...! Ya llegó, ya llegó!
Entre mis más felices recuerdos infantiles figuran estas frases. Cuánta nostalgia, nuevamente estuve paseando por El Reino de la Fantasía y la Infancia y me encontré con Carlitos Balá, un showman dedicado a los chicos, un hombre ejemplar que nos influenció y nos marcó a fuego; llevamos ya su marca en el orillo. Balá educaba con el ejemplo y sigue pensando en clave de humor todo el tiempo.


"Mamá... ¿cuándo nos vamos?!"  XDD  ¡qué graciosos sketchs hacía! Su show está vivo en la memoria de varias generaciones y es uno de los mejores recuerdos de mi infancia querida. Todas las tardes, justo a la hora de la merienda, empezaba su divertido espectáculo lleno de ocurrencias, educación, amor a la familia y respeto. Carlitos es historia viva de la tevé y para nuestra felicidad nunca dejó de trabajar.
El Prócer del Chupetómetro, con su calidad humana agregó valor a la niñez, y aún hoy sigue divirtiendo durante los homenajes que le hacen Piñón Fijo y Panam.
Comediante extraordinario, el hombre del flequillo representa la magia inocente, por eso forma parte de mis mejores recuerdos. 
"Me compré una carrindanga año veintidós, al principio baila pachanga pero qué motor!", qué divino, gasté el cassette escuchando sus temas.


Maestro de Las Trillizas de Oro y compañero de películas del Rey Palito Ortega: "chas gracias" por ser tan GRANDE.  Monumento ya para Carlitos.
Pero, todavía me queda una duda... ¿qué gusto tiene la sal?!

domingo, 11 de septiembre de 2016

Se Acerca la Primavera...

Suenen trompetas, los románticos irredentos ingresamos en ese prodigioso período del año en que los jacarandáes competirán con el cielo y la ciudad nos envolverá en una armónica ensoñación. 
El Hada de la Primavera regresa y, como si de un acto de magia se tratara, puntuales golondrinas surcarán el cielo cumpliendo con el rito eterno de volver. 
Regresa pronto el hada generosa y ya destella en doradas rosas  :)










miércoles, 7 de septiembre de 2016

Presidente Domingo F. Sarmiento, el Hombre que Soñó un País


Presidente Domingo Faustino Sarmiento

Genio desbordado, desmesurado y creativo, Sarmiento fue "el cerebro más poderoso que haya producido América". El periodista, educador, escritor, político, Gobernador de Buenos Aires y San Juan y Presidente de la Nación entre 1868 y 1874, nació en San Juan el 14 de febrero de 1811, un año después de la Revolución de Mayo y transformó la educación argentina en su tiempo. Amado y odiado, contradictorio y excesivo; perturbador, molesto y apasionado, Sarmiento representa una infinidad de cosas y es nuestro más logrado mito nacional.
Figura monumental, innovadora, preponderante por sus obras e influencia, en cada orden de Sarmiento había una idea, una acción concreta. Su pasión lo convertía en una máquina modernizadora. Domingo Faustino Sarmiento era un político del futuro y, como a Rivadavia y como a Rosas, fue una persona sobre la que es inevitable la polémica. Se lo puede atacar con tanta pasión como se lo puede defender pero su apuesta siempre fue por el progreso y el desarrollo.
El Gran Sanjuanino manejaba tantos saberes que evoca a un hombre del Renacimiento y cambió la historia de la educación argentina, aunque hoy su exitosa obra ha sido, prácticamente, demolida.
Entre sueños y realidad, desde muy joven se interesó en la pedagogía y en el periodismo y se inspiró en la grandiosidad de las ideas de la Ilustración para aplicarlas en nuestro propio país.
Combatió al federalismo (que identificó con la barbarie) y en 1829 tuvo que exiliarse en Chile. Allí, en 1842, fundó la primera Escuela Normal de América latina  y el periódico El Progreso, de Santiago, y como era de ideas unitarias, se convirtió en portavoz del movimiento contrario a Juan Manuel de Rosas y participó en su derrocamiento en 1852.
El 12 de octubre de 1868 juró como Presidente de la Nación. Su gobierno estuvo signado por el progreso, esa fue su mayor obsesión: desarrollar el país. 
Argentina estaba muy despoblada, el primer censo que mandó a realizar registró 1.830.214 habitantes, la gran mayoría analfabetos.
No había fábricas, ni tecnología, ni caminos, ni transportes, ni escuelas, ni educadores pero Sarmiento sabía que la educacion era la clave para cualquier esperanza. Y se dedicó a sembrar la Patria de escuelas. Y de kilómetros de vías férreas. Y de caminos y telégrafos.
Sin embargo fue un hombre polémico, contradictorio y a veces, cruel. Nunca se preocupó por ser agradable ni simpático y combatía según sus convicciones con fuerza apabullante. Para los liberales, Sarmiento era el apóstol del progreso; para los federales, era el símbolo de la antipatria.
Apoyaba el desarrollo económico de las provincias pero a mano de gobiernos y no de caudillos locales y para lograrlo en ocasiones apeló a recursos brutales. Sarmiento se esforzó por dotar a la Argentina de un Estado sólido.
En enero de 1871, la fiebre amarilla se cobró 20.000 vidas y mandó a construir un nuevo cementerio: el de la Chacarita.
Creó el Colegio Militar, y la Escuela Naval que fue el primer buque escuela, que está ubicado en el Dique 3 del Puerto de Buenos Aires. Fundó escuelas de arboricultura y agronomía en San Juan, en Mendoza,  en Tucumán y Salta.
Estableció la enseñanza para ciegos y sordomudos, e hizo practicar el censo escolar. Fundó el Museo de Historia Natural y fundó la Academia de Ciencias de Córdoba. Fomentó la obra edilicia de Buenos Aires y creó el Jardín Zoológico y el Jardín Botánico.
Hizo recorrer las costas patagónicas por Francisco Pascacio Moreno que desde entonces se convirtió en símbolo de la incorporación de la Patagonia a la vida del país y reivindicó nuestra soberanía.
Combatió a Bartolomé Mitre por su "porteñismo" y propuso instalar la futura capital del país en alguna ciudad del interior como Córdoba o Rosario, o en la isla Martín García, como cuando soñó con una "Argirópolis" que administrara Argentina, Uruguay y Paraguay. Pero tantos proyectos necesitaban mano de obra y esto lo llevó a fomentar la inmigración europea que era de donde venía el progreso. Para Sarmiento ni los gauchos ni los indios cumplían ese requisito.
Con su gobierno crecieron además el comercio exterior y la prensa nacional.
El 22 de agosto de 1873, sufrió un atentado mientras volvía de una sesión en el Congreso. Fue interceptado en Maipú y Corrientes por tres hombres, uno de ellos le disparó pero el pistolón le explotó en las manos.
Culminó su gobierno con la inauguración de las obras de jardinería del Parque Tres de Febrero, más conocido como Los Bosques de Palermo, justamente ahí tenía su casa el gobernador Juan Manuel de Rosas, su archienemigo.
Cuando dejó la presidencia, no tenía casa propia y se tuvo que ir a vivir con su hija, se ve que estaba tan ocupado en engrandecer el país que se olvidó de sí mismo.
Como periodista se inició con el diario El Zonda fundado por él mismo y escribió obras siempre combativas y enérgicas como "Facundo, Civilización y Barbarie"; "Viajes"; "Recuerdos de Provincia"; "Campaña del Ejército Grande, aliado de Sud América"; "Mi Defensa"; "Conflictos y Armonías de las Razas en América"  y" La Vida de Dominguito", entre otros.
Falleció el 11 de septiembre de 1888 en Paraguay. La prensa de ese país anunció su muerte bajo el título "Duelo Americano" diciendo "esta bella tierra en su aire recogió el ultimo átomo de esa vida llena de honra y gloria cívica para la América".
Fue despedido por una multitud de manera grandiosa, espontánea y popular y se decretaron tres días de duelo nacional, luego, ya envuelto en la bandera de los cuatro pueblos a los cuales sirviera: Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, la guardia de honor militar acompañó el féretro hasta el vapor San Martín para conducirlo a Buenos Aires. Desde entonces, los restos mortales de El Gran Maestro, quien hizo Patria con la espada, con la pluma y la palabra, descansan en el Cementerio de la Recoleta.


Himno a Sarmiento


lunes, 5 de septiembre de 2016

Las Trillizas de Oro, Dueñas de mis Sueños


Paseando por El Reino de la Fantasía y la Infancia al que siempre visito y recurro recordé a tres chicas angelicales: Las Trillizas de Oro.


La vida está hecha de pequeños y diarios eventos a los que no damos importancia pero con el tiempo formarán nuestro bagaje emocional. Estos recuerdos -entre miles otros- son el sol de mi vida y están anclados profundamente en mi alma, ¿cómo olvidar mi infancia? Yo adoraba a estas muñequitas de porcelana y organizaba "funciones" en casa con mis primas imitando a María Laura, María Emilia y María Eugenia Fernández Rousse, las hiperdivinas trillizas. Mi mamá y mi abuela eran las sufridas espectadoras pero disimulaban y hacían como que les encantaba, nos aplaudían y nosotras, chochas.
Sus voces y su belleza recorrieron el mundo y su mejor momento fueron las décadas del '70 y '80; empezaron desde muy chiquitas y fueron el coro más lindo que -para mí- tuvo Julio Iglesias y esa época también fue el mejor momento de él.



Dicen que donde hay música hay belleza y creo que con las inolvidables Trillizas ya no se puede pedir más, ellas me encandilaban. Fueron los años maravillosos, alegraban mi infancia con su mágico encanto.


La canción "Verano Feliz" es una pequeña y dulce melodía y en su momento me representó mucho.  A cada paso tenía una ilusión y ellas me transmitían paz y amor.


Las idénticas niñas doradas, con gran delicadeza y dulzura, marcaron una época en mi vida muy vibrante y especial.  Tres perlas preciosas que le ponían alas a mi corazón.