martes, 25 de abril de 2017

Como Pompas de Jabón

yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse..

Antonio Machado


jueves, 20 de abril de 2017

Las Nubes

Las nubes nos dan una sensación de inestabilidad y de eternidad. Las nubes son —como el mar— siempre varias y siempre las mismas. Sentimos mirándolas cómo nuestro ser y todas las cosas corren hacia la nada, en tanto que ellas —tan fugitivas— permanecen eternas. A estas nubes que ahora miramos las miraron hace doscientos, quinientos, mil, tres mil años, otros hombres con las mismas pasiones y las mismas ansias que nosotros. Cuando queremos tener aprisionado el tiempo —en un momento de ventura— vemos que van pasando ya semanas, meses, años. 
Las nubes, sin embargo, que son siempre distintas en todo momento, todas los días van caminando por el cielo. Hay nubes redondas, henchidas de un blanco brillante, que destacan en las mañanas de primavera sobre los cielos traslúcidos. 
Las hay como cendales tenues, que se perfilan en un fondo lechoso. 
Las hay grises sobre una lejanía gris. 
Las hay de carmín y de oro en los ocasos inacabables, profundamente melancólicos, de las llanuras. 
Las hay como velloncitos iguales e innumerables que dejan ver por entre algún claro un pedazo de cielo azul. 
Unas marchan lentas, pausadas; otras pasan rápidamente. Algunas, de color de ceniza, cuando cubren todo el firmamento, dejan caer sobre la tierra una luz opaca, tamizada, gris, que presta su encanto a los paisajes otoñales.

...
Las nubes son la imagen del tiempo. ¿Habrá sensación más trágica que aquella de quien sienta el tiempo, la de quien vea ya en el presente el pasado y en el pasado el porvenir?


                                             José Martínez Ruiz, Azorín, (1873-1967)



miércoles, 19 de abril de 2017

Edgar Degas, Grácil Fantasía

El Ballet -esa especie de poesía con brazos y piernas- y las bailarinas fueron quizás la temática más frecuente en la vida de Degas y por la que más se lo reconoce. El artista estaba obsesionado con el baile clásico porque para él esa disciplina decía algo sobre la condición humana en general; la resistencia era la cualidad humana que más admiraba y esta danza le ofrecía un despliegue en el cual podía encontrar ciertos secretos humanos. Edgar Degas, tenía en ese sentido, el don de captar y transmitir el instante, el movimiento y la atmósfera.
Los invito a disfrutar de sus célebres bailarinas, acompañadas de la melodía de Tchaikovsky por si desearan imaginarlas en movimiento, practicando el delicado arte del ballet.


Foyer de la Ópera

Ensayo de Ballet

La Clase de Danza


Ensayo de Ballet en Escena

La Estrella

Bailarinas detrás de los Bastidores

Dos Bailarinas

Bailarinas con Tutú Rosa

Tres Bailarinas

La Escuela de Danza



Bailarinas

Bailarinas en Azul