viernes, 15 de septiembre de 2017

Il Caravaggio, Cautivante Genio del Barroco Italiano

Caravaggio (1571 - 1610)

En 1606 durante una partida de juego de pelota, una especie de tenis primitivo, Michelangelo Merisi da Caravaggio asesina a su adversario, Ranuccio Tomasoni, y debe exiliarse. Huyendo de su captura, el pintor de carácter pendenciero llega a Nápoles. Tan sólo cuatro años después, moría uno de los artistas que revolucionó el arte con técnica exquisita; retrató gente común y su realismo deslumbró a contemporáneos. 

En su breve vida de visionario -apenas 39 años-, y con una incipiente formación artística en Milán, Caravaggio llega a Roma en 1590. Durante esta década recibe importantes encargos de pintura religiosa por parte del cardenal Francesco del Monte pero era muy criticado por sus contemporáneos, ya que el realismo de sus personajes era aún incomprendido: representar un santo como un mundano rompía los códigos del momento. Pero fue el mismo Del Monte quien le realizó a Caravaggio el primer encargo público, la decoración para la Capilla Contarelli con las historias de San Mateo. Estas obras, que serán llevadas a cabo en el año 1600, marcan un punto de inflexión en su carrera ya que, hasta ese momento, Caravaggio trabajaba en formatos medios y, en esta oportunidad, arribaba a formas de grandes dimensiones. 

El artista no miró hacia el mundo clásico sino que buscó su propio estilo y así de osado como fue en su pintura, también lo fue en su vida. Su cercanía con el poder lo ayudó a huir de Roma cuando asesinó a Tomasoni. Gracias a la protección recibida se asienta en Nápoles y, allí, se gana un prestigioso lugar como pintor. Al poco tiempo, se va hacia Malta y después a Sicilia. Una vez conseguido el indulto, logra volver a Roma, donde muere en plena juventud. 

Aunque Caravaggio no tuvo taller donde formar alumnos o seguidores, atrajo hacia sí la mirada de sus contemporáneos, ya que sus sucesivos desplazamientos por las ciudades hicieron que su obra se difundiera con facilidad e influyó en generaciones de artistas, los denominados "caravaggistas", es decir los influenciados por el trabajo del claroscuro, lo que lo alejaba del esquema compositivo renacentista y su rigurosa construcción espacial. Dentro de este grupo de artistas seguidores aparece, llamativamente, una artista mujer: Artemisa Gentileschi.

La marca de su obra fue plantear personajes fácilmente reconocibles y populares alejados de cualquier idealización, es decir que Caravaggio buscó un estilo más realista dentro de la espiritualidad de la época.

Flagelación de Cristo

Crucifixión de San Pedro

Amor Victorioso

Ecce Homo

Jugadores de Cartas

Medusa

Narciso

Chico mordido por una Lagartija

La Buena Ventura

Bacco Adolescente

La Captura de Cristo

Siete Obras de Misericordia

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Aniko Szabó, Tanta Magia, Tanto Duende


Aniko Szabó

Aniko Szabó es una arquitecta, artista plástica y pintora argentina de arte naïve. 
Me fascina su visión de Buenos Aires y el campo; sin duda, el paraíso que despliega ante nuestros ojos, rescata al niño interior de cada uno de nosotros y por eso me gusta homenajearla en este precioso mes de la Primavera.
























miércoles, 30 de agosto de 2017

Fabián Pérez, Reflejos de una Pasión

"Estoy constantemente luchando por un mundo más romántico, eso es por lo que siempre estoy luchando; Dios creó el mundo y lo embelleció con las maravillas de la naturaleza, creo que el trabajo del artista es embellecerlo con su trabajo" dice Fabián Pérez, pintor figurativo nacido en Buenos Aires en 1967.  Su intención es perpetuar la belleza y la genera a partir de sus sombríos estados de ánimo, de sus pensamientos o de su intensa sensualidad.  
En la obra de Fabián se nota la influencia de artistas como Lautrec, Picasso, Sargent y Cezanne, "la pintura significa para mí un escape del mundo que no me gusta, me siento tan cómodo haciéndolo, mis pinturas son oscuras, porque trato de dar sólo una idea. Es una forma maravillosa de comunicarme con la gente. A veces puede ser difícil explicar todo lo que siento y, de alguna manera, las personas me entienden cuando observan mi arte mejor de lo que yo podría hacerlo".