viernes, 29 de julio de 2016

Las Cruzadas, en Defensa de la Cruz

Las Cruzadas, Campañas Militares Impulsadas por el Papado

Un conflicto entre dos fes, el enfrentamiento entre la media luna y la cruz, eso fueron las Cruzadas. La sangre llevaba miles de años corriendo por las tierras sagradas de Oriente Medio pero la herida más profunda fue la causada por cristianos y musulmanes, iniciada a finales del siglo XI y que duraría doscientos años. Las ya legendarias Guerras Sagradas fueron expediciones militares emprendidas por la Cristiandad occidental bajo la dirección del papado, a fin de expulsar de los Santos Lugares a los musulmanes. Desde el año 1000, eran muchos los cristianos que acudían en peregrinación a Tierra Santa.
En 1076, los musulmanes habían capturado Jerusalén -el más santo de los lugares santos para los cristianos-. Jesús había nacido en las cercanías de Belén y había pasado la mayor parte de su vida en Jerusalén, allí sucedieron los hechos más importantes de su vida. Fue crucificado en el Monte Calvario, también en Jerusalén por lo tanto para un verdadero cristiano no había lugar más importante en la Tierra que Jerusalén, la "Ciudad Santa".
En Europa, las comunidades cristianas vivían un momento de profundo sentimiento religioso y un estado de vigor militar. Aunque dividida política y culturalmente, Europa occidental estaba unida por su pertenencia a la Iglesia católica bajo la autoridad del papado. Entre el 950 y el 1100 se produjo un renacer religioso, encabezado por grandes monasterios como el de Cluny, mientras que las peregrinaciones a los lugares santos, como Roma, Santiago o Jerusalén, comenzaron a ser habituales.


Las Cruzadas de la Fe

Pero Jerusalén también era una ciudad santa para los musulmanes, allí fueron levantados el santuario de la Cúpula de la Roca y la mezquita de al-Aqsa y fue conquistada en el año 638 por el califa Omar. Los musulmanes concedieron una cierta tolerancia a los cristianos. Sin embargo, a mediados del siglo XI se produce la penetración de tribus turcas, que arrebatan Jerusalén y Siria a los fatimíes de Egipto y aniquilan al ejército bizantino en Manzikerta. La amenaza sobre Bizancio y la intolerancia religiosa de estos turcos selyúcidas provocará la ruptura de relaciones con el occidente cristiano.
Será el papa Urbano II quien ponga en marcha definitivamente el plan para conquistar Tierra Santa, haciendo un llamamiento a participar en ella a todos los caballeros cristianos. Estas expediciones, hechas en nombre de la Cruz, serán llamadas Cruzadas.
En 1095, S.S. Urbano II quiso poner fin a la expansión turca y para defenderse de su proverbial belicosidad, instó a empuñar las armas en defensa de la fe cristiana. Llamó a la Guerra Santa a nobles y reyes cristianos y se organizaron en potentes agrupaciones armadas. Los peregrinos difundían la idea de que era posible la conquista de aquellas tierras, al tiempo que ponderaban sus riquezas. Las peregrinaciones a los Santos Lugares se convirtieron pronto en auténticas expediciones guerreras, y son consideradas la gran gesta de la Cristiandad pero sólo la primera cruzada fue exitosa, las restantes fracasaron. En 1270 terminó la octava cruzada.
En 1272 el Papa Nicolás IV convocó a una novena cruzada motivado por la pérdida de Trípoli, sin embargo, no tuvo ningún eco entre los monarcas cristianos más preocupados por la Guerra de los Cien Años que por recuperar los Santos Lugares.
Europa sufrió una serie de cambios y, aunque fue un período lleno de hazañas y miserias, evitó que el viejo continente desapareciese bajo la civilización árabe.


La Cruzada Infantil


Entre la cuarta y la quinta cruzadas, un pastor francés predicó la Cruzada Infantil porque, segun él, sólo los puros de corazón conseguirían liberar el Santo Sepulcro.
Multitud de niños de Alemania y Francia se pusieron en camino pero murieron al pasar los Alpes; algunos llegaron a Roma donde el Papa los desalentó a seguir, otros fueron apresados por mercaderes de Marsella, quienes los vendieron como esclavos a los países musulmanes (1212).


La Cruzada Infantil


Órdenes Religiosas y Militares


La fe fue el nexo que unió a cruzados llegados de todos los rincones de Europa para combatir por la Tierra Santa. La protección de los peregrinos llevó a la creación de órdenes religiosas y a la construcción de castillos en Palestina y el Mediterráneo. Aunque de raíces inicialmente hospitalarias, pronto devinieron en militares. Entre ellas, se destacaron la Orden del Temple y la Orden Teutónica.
La Orden de los Templarios -fundada en Jerusalén en 1119- acumuló territorios y riquezas hasta su disolución en 1312 por el Papa Clemente V.
La Orden Teutónica fundada en 1198 por nobles alemanes dominó Lituania, Prusia, Polonia y Estonia hasta 1466. Luego, retomó sus raíces hospitalarias.

lunes, 25 de julio de 2016

Astor Piazzolla, Música de los Dioses

Astor Piazzolla, el otro mito del Tango

En esta lluviosa mañana las hojas caídas parecen bailar un tango interminable. Desde la disquería de al lado llegan notas que estremecen el corazón, suena "Adiós Nonino"...  no sé cómo Piazzolla imaginó tan maravillosa obra pero seguramente cuando creó este requiem, entristecidos ángeles lo rodeaban. En medio del meditabundo impacto emocional que me provoca, de pronto me siento envuelta en un torbellino de añoranza, amor, alegría, tristeza y dolor, como en un film toda la vida pasa.


Es que la pasión del gran bandoneonista logró captar la identidad y la complejidad de su nación y lo hizo en proporciones abrumadoramente geniales; a veces se hunde en un desesperado frenesí para luego suavizar en una dulce tristeza. Adoro escuchar cómo se desgranan las notas en la sensibilidad impar de su bandoneón...
Las melodías de Piazzolla bajan del cielo y tocan el alma; y me gustaría compartir mil temas con ustedes pero me contengo y escojo la magnífica "Balada para mi Muerte", interpretada por la gran cantante italiana Mina, porque mis sentidos quedan paralizados ante semejante interpretación. Como dice Mina, yo también moriré en Buenos Aires pero mientras tanto continuaré escuchando este tema hasta que explote la computadora.


miércoles, 20 de julio de 2016

Reflexiones desde Baltimore

En la bonita Iglesia de Saint Paul, en Baltimore, se leen las siguientes sabias y antiguas reflexiones; está bueno recordarlas de vez en cuando:

"Camina plácidamente entre el ruido y la prisa y recuerda que la paz también puede existir en el silencio.

Vive en buenos términos con todas las personas, todo lo que puedas, sin rendirte.

Dí tu verdad tranquila y claramente, escucha a los demás, incluso al aburrido y al ignorante, ellos también tienen su historia.

Evita las personas ruidosas y agresivas, afligen al espíritu.

Si te comparas con otros, puedes volverte vanidoso o amargo, porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú.

Disfruta de tus logros, así como de tus planes.

Mantén el interés en tu propia vocación que, aunque sea humilde, es una valiosa posesión en las variantes fortunas del tiempo.

Usa la precaución en los negocios porque el mundo está lleno de trampas, pero no por esto te ciegues a la virtud que pueda existir ya que mucha gente aún lucha por altos ideales y, en todas partes, la vida esta llena de heroísmo.

Sé tú mismo y, especialmente, no finjas afectos, tampoco seas crítico con respecto al amor porque frente a toda aridez y desencanto el amor es perenne como la hierba.

Recoge mansamente el consejo de los años renunciando generosamente a los dones de la juventud.

Nutre tu fuerza espiritual para que te nutra en la desgracia repentina, pero no te angusties con fantasmas. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Junto con una sana disciplina, sé amable contigo mismo.

Tú eres una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas: tú tienes derecho a estar aquí.

Y, te resulte evidente o no, el universo se desenvuelve como debe, por lo tanto mantente en paz con Dios.

De cualquier modo que lo concibas y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones, mantén - en la ruidosa confusión - paz en tu alma.

Con todas sus farsas, trabajos y sueños rotos, este sigue siendo un mundo hermoso. Esfuérzate por ser feliz" .

sábado, 16 de julio de 2016

Tita de Buenos Aires

Inolvidable Tita Merello

Reina del arrabal e ícono de Buenos Aires, así fue Tita Merello. Su figura desafiante y su voz quedó grabada para siempre entre los que tanto recordamos a quien fue la más singular actriz y cantante de Tango nacida el 11 de octubre de 1904 en el barrio de San Telmo. Dueña y señora del don místico del carisma Laura Ana Merello, fue más conocida por todos simplemente como Tita. Y aunque poseedora de un fuerte carácter y muy temperamental, recuerdo que también tuvo momentos en los que supo revelarse como una dulce niña asustada y desprotegida.
Por su infancia difícil, desde muy joven Tita interpretó fuertes papeles dramáticos con gran verosimilitud. Su estilo único, su personalidad avasallante y talento extraordinario arrasaba en las taquillas. Participó de la Década de Oro del Cine Argentino consagrándose en grandes películas como "La Morocha", "Mercado de Abasto", "Filomena Marturano", "Los Isleros", entre otras.

Tita es Arrabal, Pura Llamarada Pasional

En 1942 presentó la milonga "Se dice de Mí"; el tema, que tanto identificaba a la intérprete, se volvió muy popular y representaba de alguna manera el estilo porteño; por todo esto y mucho más a principios de los años '90 fue declarada "Ciudadana Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".
La gran leyenda artística de Argentina dejó desolada a la calle Corrientes cuando decidió partir para siempre al Cielo de los Grandes Artistas. Allá por diciembre de 2002, todos vimos como en el firmamento nacía una nueva y luminosa estrella, era la estrella de Tita, quien desde aquel entonces vive por siempre en nuestros corazones.

miércoles, 13 de julio de 2016

Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, Aliados de la Gloria


La historia de grandeza de los queridos Granaderos comienza en marzo de 1812 cuando llega a Buenos Aires el Teniente Coronel José Francisco de San Martín; dos años habían pasado de la Revolución de Mayo y la causa de la independencia se extendía por toda América del Sur. La Patria, nuevita y tierna, estaba siendo amenazada de veras. Enterado de las alarmantes noticias que llegaban de ultramar, y luego de años al servicio de España para que recobrase su independencia expulsando a los franceses invasores, San Martín sintió que ya era hora de volver los ojos a su patria, aquella que se había decidido por la libertad pero que todavía continuaba siendo arrasada, pasando dificultades graves; por eso no pudo ser más oportuna la decisión de volver a su suelo natal.
No había tiempo que perder. Apenas pisó nuestro suelo, el 16 de marzo de ese mismo año, el Primer Triunvirato le reconoce el grado de Teniente Coronel de Caballería y le ordena crear el Primer Escuadrón de Granaderos a Caballo.


San Martín sabía perfectamente acerca de la necesidad de formar un cuerpo modelo donde primara la calidad humana de sus integrantes sobre la cantidad, y por eso no se limitó sólo a formar soldados, formó caballeros en el amplio sentido que en esos días tenía esta palabra; y de aquel primitivo escuadrón de granaderos surgieron los oficiales de mayor prestigio de los ejércitos patriotas. Y más, fue un vivero de héroes que luego se diseminaron por el vasto territorio americano.


Como el general conocía muy bien el valor del ejemplo como base para cimentar la instrucción de la tropa, estableció un Código de Honor al cual debían ajustar su conducta todos los oficiales sin excepción con el objeto de preservar la disciplina y el honor. Su primer asiento fue en el Cuartel del Retiro, ubicado donde actualmente está la Plaza General San Martín y muy pronto se presentó la oportunidad de probar el temple de la nueva fuerza militar.
El 3 de febrero de 1813 emprende su lucha con la victoria en el Combate de San Lorenzo, batalla que para aquellos a quienes fascina la historia argentina como a mí, sabemos que tiene un valor simbólico inestimable; quizás sea de escasa importancia en lo militar pero fue crucial para la independencia de América del Sur y ayudó a cimentar este proyecto en común de nación.
En aquel combate, la valentía de un hombre salva la vida del jefe que resulta próximo al alcance de las bayonetas españolas cuando queda aprisionado por la muerte de su caballo, fue el heroico granadero Juan Bautista Cabral quien no vaciló en medio de aquel entrevero de sables y bayonetas a hacer zafar del caballo a su jefe. Como resultado de esta acción recibió dos heridas mortales y el rosal de la historia nos cuenta que sus últimas palabras fueron: "Muero contento, hemos batido al enemigo!"
En honor de Cabral, San Martín dispuso la colocación de una placa recordatoria que los granaderos deben saludar cada vez que ingresan al cuartel y su nombre revistará para siempre en la lista de efectivos cuya mención debe contestar el sargento más antiguo.


Más tarde, San Martín fue nombrado Jefe del Ejército del Norte en reemplazo del General Belgrano; solicitó luego en 1815, la gobernación de Cuyo para idear un ejército con el cual realizar una de las más grandes hazañas militares de la Historia: cruzar la Cordillera de los Andes, pasar a Chile y después continuar a Perú, centro de la resistencia española.
Todo lo que vale cuesta, amigos y en 1817 comenzó la epopeya. Cruzaron 500 kilómetros de cordillera montados en mulas y con caballos de tiro, y una vez más su bravura los distinguió. Luego de libertar a Chile con extraordinarios triunfos, en agosto de 1820, zarpa la expedición al Perú. Llegan con sus tropas a Lima y en 1821, proclaman también su tan ansiada independencia.


Luego de entregar completamente su vida a la gesta libertadora, después de cumplir su sueño de ver libre a la tierra que lo vió nacer, el Gran Capitán se retiró voluntariamente del escenario de sus triunfos, pero decidido a terminar su participación en las campañas libertadoras del continente, San Martín envió sus granaderos al mando del Coronel Mariano Necochea para formar parte de las fuerzas que, a las órdenes del General Antonio José de Sucre, daría la independencia al Ecuador. Asimismo los granaderos permanecieron y combatieron al lado de colombianos y peruanos bajo las órdenes de Bolívar en las dos últimas grandes batallas de la emancipación continental.
 

Misión cumplida, los jóvenes de corazón de acero habían liberado a tres naciones, ya nada más quedaba por hacer. Por eso, en 1826, tras trece años de intensas luchas, iniciaron el regreso a su patria.
Los granaderos regresaron al Cuartel del Retiro al mando del Coronel Félix Bogado y el regimiento se disuelve. Durante casi 80 años los granaderos tuvieron el merecido descanso, el reposo de los que con su sangre y coraje nos dieron la libertad.
Pasaron los años; en 1903 se decide recrear el regimiento porque consideraron conveniente conservar en el Ejército de la Nación la representación del glorioso Ejército de la Independencia mediante la reorganización de uno de sus cuerpos más beneméritos y a partir de ese momento, la unidad volvió a utilizar el uniforme que dispusiera el Libertador cumpliendo la consigna de defender la patria.
El Presidente Roque Sáenz Peña resolvió que mantuviera su designación original y se agregara el nombre de su creador, el General San Martín.


Hoy en día, la unidad de tan distinguida historia, es designada como escolta presidencial, se ocupan de difundir tradiciones sanmartinianas, participan en actos culturales y ceremonias en todo el país y abren las puertas de su cuartel para que toda la ciudadanía los visite y por supuesto también se alza una guardia de honor en el mausoleo del Generalísimo, en la Catedral Metropolitana.
El Regimiento está organizado en siete escuadrones y la Fanfarria Militar Alto Perú; el nombre de cada uno de ellos recuerda los principales combates y batallas luchadas en la época de la campaña libertadora.
El destacamento militar Yapeyú tiene la misión de custodiar el solar natal del Padre de la Patria y el destacamento militar San Lorenzo, en Santa Fe, brinda seguridad y contribuye a la preservación del Campo de la Gloria, lugar de bautismo de fuego en 1813.


Así de grandiosa es la trayectoria del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, un regimiento compuesto por hombres comprometidos con su tierra y dispuestos a entregar sus vidas por la patria, si fuera necesario. Sin ellos seguro no hubiera habido Independencia, por eso un Granadero es más que un sentimiento, es espíritu sanmartiniano que perdura en sus filas haciendo honor a aquellas palabras que su Jefe pronunciara:
"De lo que mis Granaderos
son capaces sólo yo sé.
Quien los iguale habrá,
quien los exceda, no".


martes, 12 de julio de 2016

Antoine Watteau, el Pintor Rococó de la Vida Alegre

Jean - Antoine Watteau 
(1684 - 1721)


Exquisito, minucioso y genio iniciador del rococó en la pintura fue Jean - Antoine Watteau, un pintor francés cuyas composiciones transmiten un clima melancólico, refinado y sutil que es esencial en toda su obra.

Canción de amor

El joven pintor gustaba de las escenas galantes y costumbristas, el teatro, la música, la conversación, la mitología, los desnudos y los paisajes sombríos y frondosos. El erotismo es sutil y no se expresa abiertamente.

Mezzetin

Recreaba un tipo de atmósfera dorada con su arte; la sofisticación de Watteau brilla a gran altura.

The bird nester

La lección de música

Los cuadros están ambientados en jardines aristocráticos, habitados por personajes elegantes que nos muestran el ambiente social del rococó.

Los placeres del baile

Pareja elegante junto a una fuente esculpida

Watteau muestra gente distinguida y se le atribuye la creación del género de las fiestas galantes, es decir escenas de cortejo amoroso y diversiones de la vida cortesana que buscaba el contacto con la naturaleza.

Campos Elíseos

Elevó la fête galante a su punto más alto creando este melancólico mundo onírico y misterioso poblado por gente que coquetea y juega en un ambiente parecido a un parque. El ambiente pastoral subraya la inocencia y espontaneidad de los participantes, que se afligen ante la rigidez impuesta por las convenciones sociales.
La siguiente pintura es un muy buen ejemplo de las "fêtes galantes" perfeccionado por Watteau. Aquí el artista se incluyó a sí mismo como el músico sentado tocando una gaita. La bailarina central puede ser la actriz Charlotte Desmares, que era la amante del duque de Orleans. Su pareja de baile es Nicolas Vleughels, un pintor flamenco, amigo de Watteau.

Fêtes Vénitiennes

Pese a su aparente fantasía y artificio, todas las obras denotan notable maestría técnica y compositiva. En sus paisajes las figuras se mueven en deliciosos vestidos de seda; se deleita Watteau mostrando la calidad de las telas satinadas en ambientes de ensueño.

El Cuarteto

El Baile

En 1712 fue nombrado Agregado de la Academia Real de Pintura y Escultura, por lo que debía donar una obra a la misma, y lo hizo cinco años más tarde presentando su obra maestra El Embarque a la Isla de Citerea, que representa una idea propia de la poesía francesa: se trata de un viaje a una isla de bienaventurados en la que reside el Amor.

Embarque a la Isla de Citerea

En 1719 se traslada a Londres para consultar a su amigo y admirador, el doctor Mead, sobre la enfermedad que padecía, tuberculosis; pero regresó a París al año siguiente sin experimentar ninguna mejoría. Lamentablemente jamás se recuperó. Falleció prematuramente a los 36 años de edad llevándose con él su lírica melancolía.

viernes, 8 de julio de 2016

Argentina, yo te Amo

video

Tierra de nostalgia eterna y generosa, 
de filosófica identidad 
y anticonvencional sonrisa, 
Salve, Argentina 
dorado ángel de melancolía 

 Quemaba el pecho 
de los Padres Libertadores 
ya por un clamor de Libertad, 
y enamorados de tu místico estilo 
ellos alumbraron nuestro azul camino 

Argentina, vivero de héroes, patriotas, 
trovadores, poetas, pioneros 
y soldados de gran hidalguía, 
nos legaste tu potente idiosincrasia 
y sos mi gigante estrella guía 

Por eso hoy y para siempre 
Feliz día de la Independencia, 
yo te saludo, bendita patria querida 

 Carolina Lucía Hauscarriaga


Felices 200 años querida República Argentina, 
te amo con todo mi corazón

sábado, 2 de julio de 2016

Las Estrellas Brillan más en Invierno

Que niebla espesa! 
este invierno tiene un aire fantasmal, 
y esta bruma pareciera conducirme 
a un castillo de cristal 

Que viento loco! 
parece como si un fantasma enojado 
quisiera hacerme volar

Que lluvia intensa! 
oscuridad adelantada,
mi hogar está encendido 
y quedo frente al fuego como hipnotizada

Cuanta diversión! 
ya llegan las vacaciones,
cae nieve a montón
daremos un paseo en trineo
y reiremos a carcajadas cuando perdamos el timón

Carolina Lucía  Hauscarriaga

Es invierno en Buenos Aires